Enrique Vila, nuevo International Manager de Foston

Enrique Vila es el nuevo International Manager de Foston, la marca internacional de Iseco. En esta pequeña entrevista nos cuenta un poco mejor, quién es y cuál es su labor dentro de la empresa. Nacido en España se ha formado en la Universitat Politècnica de València y en la Ajman University de EAU. Su vocación internacional también le ha llevado a trabajar en Estados Unidos y desde 2016 desarrolla su trabajo en Iseco Sistemas.
¿Cuál es tu experiencia laboral?
He trabajado en muchas empresas, pero hace algunos años me especialicé en el sector salud. Entre otros proyectos, participé en Business Development, ya que era una idea original, de un sistema de teleasistencia móvil con GPS. Actualmente, está llamado a ser el dispositivo líder para el mercado español en servicios de teleasistencia móvil, para personas mayores. Ese proyecto me permitió trabajar a la compañía líder en el mercado de servicios de teleasistencia en Europa. Tuve que crear un nuevo equipo para comercializar todos sus servicios en el sector privado, donde la empresa no tenía presencia. Trabajar en el sector de personas mayores se ha convertido en parte de mi día a día.
¿Cuáles son tus metas dentro de Foston?
Foston ha dado los primeros pasos en la internacionalización de sus servicios. Comenzar un nuevo proyecto siempre es difícil y si hablamos de internacionalización, no es algo simple. Después de este inicio ahora es el momento de obtener los resultados y crear una estructura sólida, que pueda llevar a cabo cualquier proyecto en el extranjero.

¿Cuáles son tus responsabilidades como Internaticonal Manages dentro de Foston?

Como International Manager, estoy a cargo de analizar los mercados interesantes que se ajusten a nuestros objetivos. Tengo que encontrar canales de distribución y dar soporte a nuestros distribuidores. Además, debo aprovechar la ventaja de estar en otros países para analizar posibles productos que podrían encajar en nuestro departamento nacional. Por último, completaré nuestro portfolio para tratar de diferenciarnos de nuestra competencia.

Iseco presenta el proyecto SAFE-ECH en la Feria Tecnológica de Naciones Unidas

Es un sistema de monitorización y tratamiento de la información para hacer más seguras y habitables las residencias de tercera edad.

Iseco Sistemas ha presentado en la III Feria Tecnológica de la ONU el proyecto SAFE-ECH para hacer más seguras y habitables las residencias de tercera edad que desarrolla junto a la Universidad Politécnica de Valencia y el grupo de residencias de mayores SOLIMAR. La Feria, organizada por el Centro de Naciones Unidas de Tecnología de la Información y las Comunicaiones (UNICTF), se ha celebrado esta semana en Quart de Poblet y en ella han participado cerca de 100 empresas de todo el mundo.

SAFE-ECH se basa en la experiencia de los tres socios de proyecto: la empresa tecnológica Iseco Sistemas, el grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Valencia y Gero Residencias Solimar. El objetivo del proyecto es el desarrollo e implantación de un nuevo sistema de monitorización y control para la supervisión de una residencia de tercera edad, basado en estándares abiertos de comunicaciones, gestión de información, interoperabilidad, representación de la información y razonamiento. El sistema desarrollado se especificará, se desarrollará y se está implantando en un centro piloto gestionado por Solimar.

En la III Feria Tecnológica de Naciones Unidas han estado representadas las empresas más importantes a nivel mundial del sector tecnológico, que presentan en esta feria sus productos para responder a las necesidades de las operaciones de paz de la ONU. A la Feria han asistido Ildefonso Castro, Secretario de Estado de Asuntos Exteriores; Atul Khare, Secretario General Adjunto del Departamento de Apoyo a las Actividades en el Terreno de la ONU; y Vicent Soler, Conseller de Hacienda y Modelo Económico. Ildefonso Castro destacó en la inauguración que es «imprescindible buscar y aplicar nuevas tecnologías, que resultan fundamentales para mejorar la información, fortalecer el uso eficiente de los recursos y cuidar mejor el medio ambiente, y ha asegurado que España cuenta con grandes profesionales en esta área y es exportadora de tecnología

Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

Hoy, 15 de junio se celebra el día mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato de la Vejez. Este día fue reconocido en diciembre de 2011 por las Naciones Unidas.
Entre 2015 y 2030, se espera que en todos los países aumente sustancialmente el número ancianos. Este crecimiento será especialmente rápido en las regiones en vías de desarrollo. Si crece el número de personas mayores, se espera también que aumenten los abusos de los que está población es víctima. Si bien es un tema tabú, el maltrato a los ancianos ha comenzado a ganar visibilidad en todo el mundo, a pesar de que sigue siendo uno de los tipos de violencia menos tratados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional y menos abordados en los planes de acción.
El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es un problema que merece la atención de la comunidad internacional.
La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127, designa el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Representa el día del año cuando todo el mundo expresa su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.
Este año la campaña se centra en la importancia de prevenir la explotación financiera de la que los ancianos son víctima y garantizar los derechos humanos de nuestros mayores. En consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, las personas mayores tienen derecho a una vida digna, libre de toda forma de abusos, entre otros, la explotación financiera y material, que podría conducir a la pobreza, el hambre y la falta de vivienda, poner en peligro su salud y bienestar, e incluso a una muerte prematura.

Fuete: ONU