“Lo hicimos porque no sabíamos que era imposible”.

Una de las frases que más nos gusta en ISECO Sistemas. Quizá fuera eso lo que ya rondaba por nuestras cabezas, aquella primavera del año 1998. Después de una cena de amigos, alguien sugiere poner en común nuestros conocimientos para crear una empresa de base tecnológica. La locura de la juventud y nuestro atrevimiento, hicieron que aquello que empezó como una forma de que un grupo de amigos ingenieros se divirtieran durante una cena, imaginando cómo crear la empresa, acabara siendo una idea en la cabeza de dos de ellos.

Las siguientes etapas fueron aún más divertidas. Contestamos a preguntas del tipo: cuándo, dónde, cómo, qué. Aún recordamos nuestro primer cliente. No teníamos despacho y nos debatíamos entre decir la verdad o intentar convencer a algún amigo, para que nos dejara una sala en su oficina. La cordura nos pudo y fuimos sinceros. Desde el principio la ética ha sido la única bandera que hemos enarbolado y no la hemos delegado en nadie en nuestra compañía. Casi veinte años después, ese cliente, es un amigo con el que buscamos huecos para comer o tomar un café y contarnos las andanzas en las que nos encontremos sumergidos en cada momento.

La primera residencia para ISECO Sistemas vino dos años después. Fuimos capaces de convencer a otra joven empresa, de que nuestra tecnología y nuestra actitud, eran lo que ellos necesitaban para su negocio. En la actualidad llevamos más de 200 residencias instaladas y esa primera residencia –y la mayoría de las que diseñamos en esa época-, siguen confiando en nosotros para gestionar y mantener su tecnología.

Hasta el año 2004 no se establece ISECO Sistemas en su actual emplazamiento. Este paso supuso la consolidación de nuestra profesionalización. De esta manera, comenzamos a transmitir la imagen con la que queremos que nos conozcan. Y esto es lo que nos hace despegar en ventas, bueno, eso y probablemente las visitas, las demostraciones de producto, los desayunos de trabajo y los reconocimientos… Comienzan a trabajar con nosotros Rafa, Raúl, Alicia, Toni y todos los que ahora hacen posible que nuestra tecnología mejore la vida de nuestros clientes.

Sanitas Residencial, Componentes Deportivos de Competición, Istobal, Savia Centros Residenciales, Logifruit o la Universidad Politécnica de Valencia son algunos de nuestros clientes. Y con todos y cada uno de ellos, hemos aprendido a mejorar todos los días. Con los grandes y con los pequeños, los de un sector y los de otro, los de Valencia, los de fuera, el que nos quiere y el que nos exige al máximo, todos ellos, nos hacen grandes y nos permiten seguir soñando en mejorar y en consolidar un modelo de empresa como el que pensamos cuando éramos jóvenes.